Embarazo

 

[Primer Trimestre]  [Segundo Trimestre]  [Tercer Trimestre]  [Preparando la maleta]

 

Sé que es una decisión difícil el tener un bebé mientras estudias en la universidad. Muchas(os) jóvenes han pasado por esto antes y han logrado sus metas académicas. Este año vi muchas estudiantes desfilando en su graduación cogidas de la mano de sus hijos o hijas...Muchas vistieron a sus hijos e hijas como graduandos (as).  Ésta es su manera de decir. ¡ LO LOGRÉ !

Por esta razón, te felicito por ser valiente y te exhorto a que sigas adelante con tus metas porque ahora tienes una razón más en tu vida para luchar por cada una de ellas. Deseo acompañarte desde ahora en este milagroso viaje del embarazo. Es importante que conozcas las etapas del embarazo, ya que dependiendo del cuidado que tengas durante el mismo dependerá la salud de tu futuro bebé. Los cuidados pre-natales son muy importantes desde el momento en que te enteres que estás encinta. Si todavía no has visitado a un médico, éste es el primer paso que debes seguir.

En la universidad donde estudias probablemente exista una oficina de Servicios Médicos a la cual puedes dirigirte para que te orienten sobre los cuidados pre-natales. Pregunta sobre las vitaminas pre-natales, laboratorios y el uso de ácido fólico. Además, sería muy bueno que te orientes con una Nutricionista sobre el tipo de alimentación que debes consumir. Recuerda que el cuidado tuyo y el de tu bebé será lo más importante en estos meses. En la medida en que te orientes adecuadamente, podrás tomar decisiones correctas y evitarás complicaciones en el parto y ausencias a clases porque el bebé se enfermará menos. También, es muy importante que comiences a leer sobre la lactancia materna. Esta forma de alimentación es considerada la mejor nutrición para tu bebé. En el menú principal encontrarás información sobre este tema.

Si tu caso es que pronto serás padre, te exhorto a que estés al tanto de todas las etapas del embarazo de tu compañera. Éste es el mejor momento para que comiences a involucrarte en este proceso, ya que te ayudará a entender los cambios por los cuales tu compañera está pasando y en el apego con tu  bebé. En ocasiones sentirás que ella está muy sensible, llorosa, o malhumorada, con mucha hambre o inapetente. Todos estos cambios son muy normales y necesitan de mucha comprensión y apoyo. En la medida en que te orientes sobre todos estos temas, podrás ayudarla y te sentirás más cómodo entre tantos cambios. Habla mucho con ella, mímala, complace sus extraños antojos, acompáñala a todas sus citas médicas en la medida en que te sea posible, ya que ese ser humano que tienes de frente es la madre de tu futuro bebé. En la medida en que ella esté bien, tu bebé también lo estará. Estén juntos como pareja o no, tu apoyo es sumamente importante para la salud emocional de ambos. Los bebés sienten dentro de la barriga de mamá todo lo que a ella le está pasando.

Si tienen dudas o preguntas, ya sea individualmente o en pareja, les exhorto a que pasen por la oficina de un profesional de ayuda (Psicólogo, Trabajador Social o Consejero), estos profesionales les pueden guiar en la toma de decisiones durante esta etapa de sus vidas. Si todavía no le han informado a sus padres o el embarazo no fue planificado, éste es el mejor momento para solicitar ayuda profesional. No esperen hasta el último momento pra buscar ayuda, como hacen muchas parejas. Las cosas a tiempo se resuelven con mayor facilidad. Busca ayuda y oriéntate...No te arrepentirás.

Estamos ampliando los servicios de ayuda  para la población de embarazadas,  madres y padres  universitarios.

Pronto tendremos disponible:

1. Estacionamientos exclusivos para las estudiantes embarazadas.

2.  Una oficina para las madres lactantes equipada con nevera para    guardar la leche materna mientras estudian.

3.  Un programa llamado UNEX-H donde puedes estudiar por trimestre, dirigido a estudiantes que trabajan y son jefas(es) de familia. Los cursos serán nocturnos, vispertinos y sabatinos.  Oriéntate sobre este particular en: www. uprh.edu/Un_Ex/

Puedes pasar por la Oficina de la Prof. Jeannette Sánchez Figueroa, Trabajadora Social de la UPR-H para orientarte sobre éstos y otros servicios. La oficina está ubicada en el Edificio de Servicios al Estudiante (al lado de Admisiones).


Etapas del Embarazo

 

Primer Trimestre (Meses 1-2-3)

En este trimestre tu bebé es un pequeño ser humano (feto) que mide entre 2 1/2 a 3 pulgadas y pesa aproximadamente 1/2 onza. Los sistemas circulatorios y urinarios comienzan a funcionar. Los órganos reproductivos están desarrollados, pero el sexo resulta difícil de distinguir externamente. En tu examen físico podrás escuhar los latidos del corazón de tu bebé por primera vez.

    Cambios que puede experimentar mamá:

  • Puedes estar notando que tienes deseos de llorar sin entender la razón

  •  Notables cambios frecuentes de humor

  • Dificultad para dormir

  • En el área de la intimidad con tu pareja es común que sientas poco deseo sexual debido a los cambios hormonales.

Todos estos cambios son muy naturales y los experimentan muchas mujeres durante su embarazo, pero luego todo vuelve a la normalidad.

REGRESAR ARRIBA


Segundo Trimestre (Meses 4-5-6)

El bebé continuará creciendo. El feto ya puede estar midiendo 4 pulgadas y es alimentado por la placenta. Ya tiene aspecto humano, pero no puede sobrevivir fuera del útero. Al final de este trimestre el feto medirá aproximadamente 13 pulgadas y pesará más o menos unas 28 onzas. Su piel es fina y brillante y se pueden ver las huellas dactilares de las manos y pies. Los párpados empiezan a separarse y los ojos se abren. En esta etapa el bebé puede escucharte y tú lo podrás sentir. Así que es el momento perfecto para que vayas buscándole un nombre y comiencen a hablarle y ponerle música a través del vientre de mamá. Tu niño(a) siente y escucha, así que debes procurar rodearte de personas que te brinden mucho cariño para que puedas estar en un ambiente tranquilo y lleno de paz. Esto indudablemente puede beneficiar mucho a tu criatura. Si estás en mucha tensión, realiza actividades que te agraden como caminar, escuchar música, ver una película, caminar por el centro comercial, visitar a tus amistades y familiares queridos, leer o darte un baño de agua tibia y poner una música relajante en el baño para que te regales unos minutos de sosiego. Tú también eres importante y tu salud debe estar en la lista de prioridades.

En esta etapa debes ir haciendo los arreglos pertinentes para tomar las clases de preparación para el  parto. Te puedo recomendar dos lugares muy buenos, aunque existen muchos centros que brindan este servicio:

SIMIENTE  
(787) 852-8503 Humacao /  (787) 257-8325 Carolina

Centro Maternal El Yunque en Río Grande

Cambios que puede experimentar mamá:

  • Puede que te estés sintiendo con poca concentración, olvidadiza y un poco frustrada. Recuerda que tu cuerpo está cambiando mucho, las hormonas están desbalanceadas y nadie está preparado para tantos cambios a la vez.

  • El bebé está tomando de tu energía y oxígeno para formarse, así que es muy natural que sientas todos estos cambios inclusive puedes sentir que te cansas y fatigas más rapido que antes.

  • Si el dolor de espalda es intenso, puedes utilizar una almohada entre tus piernas cuando estés acostada.

  • Si sientes malestar en el estómago o reflujo, puedes acostarte del lado izquierdo lo cual te permitirá sentir alivio a estas condiciones.

  • El uso de ropa ancha, zapatos bajitos, buena postura y el cuidado al bajar y recoger cosas pesadas, deben ser prioridad en tu diario vivir.

  • Algunas mujeres embarazadas experimentan cambios en la piel, como manchas en la cara, cuello y las axilas.

  • También puedes estar notando que te están saliendo unas líneas oscuras en el abdomen o estrías. Todo esto es parte normal del estiramiento de la piel.

Tantos cambios te pueden dar temor, pero recuerda que pronto vas a tener entre tus brazos a tu ansiado bebé y el amor de un hijo o hija es lo más hermoso que un ser humano pueda experimentar.

REGRESAR ARRIBA


Tercer Trimestre (Meses 7-8-9)

Ya es hora de ir haciendo las maletas para el hospital.
(Más adelante encontrarás una lista de los artículos que debes incluir.)

En el séptimo mes:

Llegaste a la recta final. El tercer trimestre. Aunque el pronóstico puede ser de cuidado, el bebé puede sobrevivir separado de su madre  si nace ahora. El bebé está en la fase de mayor crecimiento, ya puede chuparse el dedo, tener hipo, percibir los sabores dulce y amargo, llorar, responder a estímulos como la luz, dolor o sonidos. Reconoce y reacciona a tus estados de ánimo. Su piel está arrugada como los viejitos. Alcanza como promedio una talla de 18 pulgadas aproximadamente y puede pesar 5 1/2 libras. Los diferentes órganos quedan definitivamente situados. Se inicia la migración de los testículos en los fetos masculinos.

En el octavo mes:

El bebé continúa creciendo y ganando peso. Crece el tejido adiposo(grasa) y sus formas se van redondeando. Suele colocarse cabeza abajo para adaptar mejor sus medidas a las del útero. Si nace ahora, tiene más posibilidades de sobrevivir. Hacia el final del octavo mes del embarazo,el feto ya es un ser humano en miniatura.

En el noveno mes:

Se completa la maduración del feto. El crecimiento se hace más lento. Puede pesar entre 6 a 7 libras aproximadamente y medir entre 18 y 21 pulgadas. Ya está listo para nacer. Es ahora cuando recibe la mayor cantidad de anticuerpos de la madre. Apenas se puede mover, pero da patadas y codazos que se aprecian a simple vista.

Cambios que puede experimentar mamá:

  • Físicamente sientes una actividad fetal más intensa.

  • Aumenta el volumen de líquido en tu cuerpo. Tiende a haber desequilibrio en la postura, incomodidad en la parte baja del vientre, persistente dilatación en las várices y comienzas a experimentar una mezcla de temor y alegría combinado con una necesidad de contacto físico-amoroso.

  • La madre siente sensación de tirantez en la ingle y pelvis, pesadez en el área púbica, sensación de falta de aire, mucho sueño, posibles mareos, dolor de cabeza o sensación de desmayo, flujo vaginal continuo.

  • Ya la incomodidad hace que uno sienta un deseo intenso de que nazca el bebé pronto. Esto es muy normal.  Es necesario que descanses y le pidas a tu pareja, amigos o familiares que te ayuden en los quehaceres del hogar. Evita eñangotarte para lavar el baño y levantar cubos de agua pesados.

  • También podrías experimentar dolores en los senos, enrojecimiento en las encías, calambres en las piernas, aumento en la frecuencia urinaria, entusiasmo y alegría por un lado y sensación de temor al mismo tiempo.

  • Ahora es el momento indicado para seleccionar el pediatra de tu bebé.

Es importante que conozcas todos estos cambios, ya que eso te ayudará a entender mejor el proceso por el que estás pasando. Definitivamente será dificil concentrarte en las clases y tendrás pocas ganas de estudiar ya que estás compartiendo tus energías y tu oxígeno con tu bebé.  Camina despacio en la universidad y toma periodos de descanso. Practica ejercicios de relajación.  Eso te ayudará a fatigarte menos. Recuerda comunicarte con todos tus profesores para que les des la posible fecha de parto. Trata de establecer unos acuerdos con los profesores para adelantar material de las clases y exámenes. 

Déjale a tus profesores tu teléfono y pídele información de dónde puedes comunicarte con ellos en caso de que se te adelante el parto.

REGRESAR ARRIBA


Preparando la maleta para el hospital
 

Bulto para la sala de parto:

  • Un reloj con secundero para tomar el tiempo de las contracciones.

  • Algún objeto que te ayude a relajarte (foto, música, etc.)

  • Si estás acostumbrada a recibir masaje con talco o aceite, llévalo contigo.

  • Si es importante para tí tener fotos o vídeo del nacimiento de tu bebé, no olvides llevar tu cámara. Consulta con tu médico las reglas del hospital.

  • Medias para hacerte sentir cómoda.  Hace mucho frío en la sala de parto.

  • Una sabana gruesa o cobija (frisa) para el frío.

  • Algún alimento para tu pareja podría ser útil, pasará muchas horas sin comer. Muchos padres se pierden el nacimiento de su bebé en lo que salen a comer.

  • Tu libreta de direcciones y teléfonos para poder llamar a tus familiares y amigos.

  • Un paquete de protectores para lactancia.

Maleta para la mamá:

  • Varias pijamas o batas de algodón. Hay modelos idóneos para las madres que desean lactar.

  • Dos paquetes de toallas sanitarias (nocturnas). Luego del parto estarás sangrando bastante.

  • Varios pares de medias por si te da mucho frío en los pies.

  • Productos de higiene personal (champú, cepillo de dientes y del cabello, pasta de dientes, jabón, desodorante, cremas, maquillaje, navaja de afeitar, toallas).

  • Un par de chinelas o chancletas.

  • Una muda de ropa holgada para cuando te den de alta.

  • Sostenes para lactancia. Debe ser una talla más grande de la que usas regularmente.

  • Una frisa

  • Ropa interior, ten en cuenta que te tendrás que cambiar varias veces al día.

  • Un libro o revista para distraerte.

  • Un poco de dinero en efectivo por si deseas alquilar televisor o teléfono en el cuarto.

  • No olvides  la tarjeta del plan médico.

Artículos para el bebé:

  • Dos muda de ropa para el bebé por si se ensucia el día de alta.

  • Pañitos

  • Una pijamita caliente

  • Medias

  • Una sabanita

  • Probablemente te provean los pañales desechablaes para el bebé, pero no está demás llevar algunos adicionales.

  • Asiento protector para un bebé recién nacido.

  • Un paquete de toallitas húmedas (Chups)

 

REGRESAR ARRIBA